El Batimóvil

Batimovil

 

La gloria en El Cielo nos esperaba cuando pasamos aquel Batimovil repartiendo risas. Risas, las que volaron por el viento, arena y sal entretejidas. Entretejidas, las blancas horas de algodón y tinto. Tinto, gran reserva inmencionable: tus ojos, tus manos, tu boca, tu nombre.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: