Rachem Rachem Rachem

Cuando bajo la tormenta en el cielo cae la zozobra combatimos la imagen de un dios hecho hombre, limitado y carente. Y en el duelo de ideales terrenales, sobrados de dolor y tedio, de ternura perenne y besos mitigados, la condena de muerte es perseguida hasta el final sin una absolución que medie una alegre danza entre Dios y hombre. Desde ahí la cordura porosa mengua el equilibrio más liviano y la tortura absorbente del ego contagia de desilusión a la serenidad más sigilosa.

Mitiga con Tu Gracia nuestros ideales, nuestros deseos furtivos de un calor a a medias, nuestros pequeños anhelos quejumbrosos y muestra finalmente con tu Paz el camino absoluto de liberación alegre y eterna en el Amor que siempre fué.

En Tí descansamos. Celebremos.

Rachem, rachem, rachem.

                                                                                       ― Lorena Cejudo

One Comment on “Rachem Rachem Rachem

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: